viernes, 23 de enero de 2009

Miles de furiosos ancianos empalmados incendian la sede de Play-Boy de Barcelona

Barcelona.- Esto se veía venir desde hacía tiempo. El corte de la señal televisiva del canal Play-Boy gratuito ha desatado la ira de los ancianos de la ciudad condal. Se pretende convertir a esta multinacional del sexo en un canal de pago.

Pero los jubilados no están de acuerdo. Quieren porno del bueno y sobre todo gratuito, que sus pagas no dan para lujos.

Las muestras de ira no se hicieron esperar, y los ancianos se unieron en multitudinaria horda asalvajada y violenta. Lo primero que hicieron fue arrancar unos cuantos semáforos a bocados, rotura de cristales de escaparates a garrotazo limpio y escupieron a todo aquel disconforme con su protesta. Obviamente los gargajos verdosos están prohibidos por la convención especial de la ONU, debido a su alto poder contaminante y destructivo, pero a ellos eso no les importó lo más mínimo.

Cuando llegaron a la sede de Play-Boy no lo dudaron ni un instante y varios de ellos impulsaron a toda velocidad sus sillas de ruedas, con bomba incluida, contra la fachada, provocando una monumental masacre. De esta manera los ancianos-bomba han querido reivindicar su derecho al sexo gratis, como en los viejos tiempos de los 2 rombos.

Informó desde Barcelona El Chabolista Glamouroso para Noveldaytantos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada